La ley de Moore nos dice: “La potencia de computo de la computación se duplica cada 18 meses”. Esto ha hecho posible que el smartphone que tienes en tu bolsillo tiene mas potencia que el computador que llevo el hombre a la luna. Producto de lo anterior, se está desarrollando hoy la biocomputación y como resultado de esto se pudo decifrar el genoma humano a un costo de mil millones de dólares. Pero el dinero no sería suficiente si el desarrollo tecnológico de la potencia de computo no lo hubiera permitido.

Todo esto ha permitido el desarrollo de nuevas tecnologías, que cambian muchas áreas de nuestra vida, casi completamente. De muestra algunos ejemplos:

Www.23andme.com puede decifrar tu ADN completo enviando su saliva en un pote que ellos te envían. El resultado te dice: las enfermedades más probables que desarrollarás durante toda tu vida, cuales son los alimentos más adecuados para tu constitución y cuales medicamentos te hacen daño y cuales no. Esto cambiará el paradigma de la medicina en el mundo, para pasar de una medicina curativa a una medicina preventiva.

El auto de Google ha recorrido mas de 500.000 kms “solo” por las calle de USA. El objetivo, lograr un auto inteligente que permita diminuir los riesgo de accidentes por fallas humanas. Es decir, el humano sólo será el pasajero de autopistas, calles y caminos del mundo. Y los choferes de autos, camiones, buses, trenes y aviones serán sólo historias del pasado.

Las celdas fotovoltaicas siguen siendo mejoradas. Se estima que en 10 años, casi en todo el mundo, será más barato un sistema solar que conectarse a la red eléctrica que conocemos. Por otro lado, hay actualmente 1.500 millones de personas que no tienen electricidad y esto resolverá su problema. El mundo se iluminará completamente sin cables muy pronto.

Todo lo anterior plantea una tremenda “oportunidad”, para los que están preparados. Especialmente para innovadores y emprendedores. La conectividad e integración electrónica será total, la capacidad de computo casi indefinida, la geografía ya no será una limitante. Dará lo mismo estar el New York, Santiago de Chile o Bilbao de España, las posibilidades serán las mismas en cualquier parte del mundo. La integración de los negocios será mundial por lo que las industrias tradicionales deberán mutar o morir, para dar paso al nuevo ecosistema del hombre del futuro.

Para hacer negocios en este nuevo ecosistema, las empresas, los gobiernos y los emprendedores tienen una gran oportunidad al incorporar, como elemento de base, las tendencias tecnologicas actuales como motor de creación de soluciones de negocios innovadoras.

Oscar Aguirre

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.